domingo, 11 de abril de 2010

Miler ejemplo


Esta vez llegué a Niceto, y no solo Miler ya había llegado... Ya había armado! Y eso me puso contento! Por primera vez no tuve que esperar, mensajear, perseguir, a mis músicos, y eso me puso contento. Posiblemente se vengan muchos más recitales con músicos, alternados con las presentaciones unipersonales de siempre.

No hay comentarios: