viernes, 25 de junio de 2010

Raro


Estoy raro. Siempre fui raro, me reconozco. Si alguien me demanda mucho, me siento ahogado. En cambio si ese alguien me demanda poco, me siento menospreciado. Dios, qué raro de mierda que soy.

No hay comentarios: