jueves, 14 de octubre de 2010

Volver a las fuentes

Cada vez más lugares clausurados, cerrados, cada vez menos música en vivo. Cada vez menos todo. Ayer Hernán me hablaba de eso, y lo encontré con un dejo desganado en sus palabras. Lógico. Motivos para deprimirse y despotricar, sobran. Desgraciadamente, por el momento, por más que me guste tocar con banda, cada vez lo veo más difícil. Los dueños de los lugares pueden (y a veces quieren) pagar cada vez menos por los shows musicales. Y a mí no me gusta que la gente toque de onda. Considero que todo bien con que te den un espacio, pero eso de que "agradecé por el espacio viniendo a tocar gratis" no es lo mío. No es ambición ni egoísmo, ni afán de dinero. No vivo de otra cosa, no me interesa vivir de otra cosa, no me interesa tener otro trabajo. El concepto de que ser músico no es un trabajo va a terminar destruyendo la música nacional.
Volveré un tiempo a las fuentes, a los shows más tecno. Habrá shows con la banda, eso espero. Trabajaré en eso. Un beso a todos.

No hay comentarios: