lunes, 1 de noviembre de 2010

ELECTROCHANGO!


En mi visita del 7 de agosto a Tucuman me convertí en Electrochango. Me regalaron un poncho y todo!
Como ya venía contando, el micro llegó una hora tarde prácticamente, en Rio Cuarto. Ya era de día, y esa misma noche tenía que tocar en Tucumán. Como suponía, venía desbordado de gente. Imagínense que venía de toda una noche de rock en Rio 4, que ahora tenía que seguir rumbo a Tucu. Me subí al micro, pastilla para dormir, tapa ojos, tapa oídos, y dormí. Tenía compañero de asiento, pero por suerte Fede tuvo la delicadeza de sacarme pasillo (mi ubicación preferida) y calculo que mi compañero al baño mucho no fue. Yo me pude estirar a troche y moche. Por más que hablaban algunos en el micro (me subí cerca de las 7 de la mañana, a las 10 estarían todos levantados, los pasajeros "normales", es decir, yo no), yo seguía durmiendo tranquilo. Tipo 2 de la tarde me despierto, me como una lata de atún, creo que hasta me trajeron algo en el micro para comer, no recuerdo bien. Lo que sí recuerdo es que el micro estaba parado.
Estábamos en algún lugar distante de Santiago del Estero. Se había roto una goma del micro. Fah, pensé. Encima mientras escribo esta crónica busco, porque algunas fotos del paisaje saqué, pero evidentemente mi celu no estaba en un gran momento, porque ninguna quedó (a veces se le cuelgan las fotos). Esperamos un buen rato. Ví todo el proceso de armado. Y seguimos viaje. Dormí siesta en viaje, la verdad era una paja. Como a eso de las 8 de la noche, ya cerca de Tucu, me llaman de un programa de radio, para que les cuente un poco de qué se trataría lo que iba a hacer a la noche.
Llegamos, hago un poco de hostel, un poco de descanso, sobre todo, necesitaba como una siesta en una cama de verdad, sobre todo. Estaba pasado, con los horarios cambiados, todo cambiado.
Luego me llevan a comer directamente a Francesco, con la Vero y amigos, donde charlamos un buen rato, previo al show. Esta vuelta el show se hizo como en una esquina, con una rara ubicación, porque la gente que iba a la terraza pasaba por al lado mío. La Vero, divina, en medio del show me regala un poncho. Entonces hago Sé Vos, porque sé que ella es muy ella, por eso, nomás. La hago, y seguimos con el show hasta las últimas consecuencias! Luego charla muy amena con Rolo y amigos, y quedamos que el domingo iríamos de asado.
No hice after esa vez.
Hasta el domingo

No hay comentarios: