martes, 23 de noviembre de 2010

ROSARIO 20 DE AGOSTO

Llegué a Rosario el 20, para tocar en La Macarena. Me había llamado Checho de Matilda, para hacer algo allá. Llegué y me encontré con el Rosarioso. Dejé algunos bártulos en su casa, y estábamos por ir a cenar, cuando me llama Checho para que vaya a probar. Así que fuí hasta La Macarena a probar sonido, nomás. Una vez q probé todo, estaba bastante famélico, así que fuimos a comer. A un lugar que me recomendó el Checho, que era chino. Estuvo bien la recomendación . Me hacía acordar a un lugar que está por el centro de Bs As, chinísimo, con esa cosa medio entre kitsch y oriental. Mucho rojo, mucho buda. Un lugar chino, bah. Comemos con el Rosarioso, que me cuenta sus aventuras e historietas. Un trekkie, el Rosarioso.
Vamos a pasear, voy hasta el monumento a la bandera (obvio) y luego me hace pasar por el café El Cairo, donde iba Fontanarrosa. Todo muy bien, muy top. Seguimos viaje hacia La Macarena. Llegamos y había gente, pero no mucha, me quise sentar en el hall de entrada, en unos sillones, pero vinieron unos jovencitos de unos 22 años como mucho, a sacarse fotos conmigo, y la verdad que mi plan de descanso se volvió insostenible, así que me refugié en el camarín. Ahí me quedé, tomando un fernecito hasta rato más tarde. Vino en medio una chica de Twitter que se hace llamar Mono Arania, que es amiga del Rosarioso y de Cris Vega. Charló brevemente conmigo muy brevemente) y después se fue del camarín, el Rosarioso hacía como un poco de asistencia. Entonces arrancamos el show. Digamos que los shows unipersonales pueden llegar a ser catastróficos si uno no tiene una línea de temas para hacer. Todo estaba bastante medido, hasta lo más trashero. Siempre dentro de lo que uno se divierta, lógico. Creo que en el momento en que se pierde la diversión es cuando se debe dejar de hacer algo. La madurez aparece cuando jugamos con la misma seriedad que cuando somos niños, y de eso se trata lo que hago, de jugar, justamente.
No me dejaban ir, me pedían bises, mandé un par, creo que hice FIesta Negra y Sos tan Fácil, nuevamente. Y ya estaba. Luego desarmé velozmente y metí todo en el camarín. Luego me puse a vender discos, que por suerte me saqué de encima todos los que había llevado. Y luego me quedé hasta finalizada la fiesta con DJ Checho, que me invitó a desayunar a una estación de servicio, una hamburguesa gigante. Tenía mucha hambre. Dj Checho es muy copado, una frase elocuente ( y recomiendo altamente escuchar a Matilda) fue: lo que la noche te da, la noche te lo saca.

acá va video de Matilda, y sale la crónica chonga ROSARIGASINA!



Checho es el que canta

4 comentarios:

Govinda dijo...

¿No habrás ido a comer a Sr. Ming...? Yo fui a conocer Rosario justamente este fin de semana y comí ahí el viernes también. No te vi. Si hubiera sabido que tocabas en Rosario habría ido, que me quedé encerrado las cuatro noches pensando que no había nada para hacer.

ELECTROCHONGO dijo...

Fue el 20 de agosto esta tocata! Todo puede ser, soy medio malo para recordar nombres!
abz!

Rosarioso dijo...

Hola FOK!!!

Me sorprendió encontrar tu crónica después de tantos meses de ocurridos los hechos.

El restaurante chino no era Sr. Ming, era el de calle Laprida entre Mendoza y San Juan... no resultó tan desastre como esperaba, hasta diría que me gustó comer ahí.

Según mi opinión, el show estuvo muy bueno, excelente!

Y me sorprendió que pudieras vender todos los discos, los rosarinos tenemos fama de "no gastadores"... pero de a poquito se fueron vendiendo!

Un abrazo grande, nos vemos en la próxima!

ELECTROCHONGO dijo...

vienen demoradas, pero van saliendo!