lunes, 10 de enero de 2011

2 de Octubre

Bizarre Love Party era la fiesta que me llevaba a Rosario en esta oportunidad.
Me pidieron un show muy visual, me explicaron que la idea era algo breve, muy breve, tipo con cd pistas, sin tener que enchufar instrumentos, porque parece que en el lugar no había muchas posibilidades técnicas para conectar cosas.
Fuimos con Cris Vega, que estaba a cargo de filmar. Cenamos algo por ahí, antes de ir al lugar del toque.
El lugar me hacía acordar al viejo Divino Buenos Aires. Como una carpa blanca, cerca del río, bastante top la disposición, preparado para que venga mucha gente. Luciana, y el resto de los chicos de la fiesta, encantadores. Nos apostamos con Vega en unos sillones a beber unos fernet, y a ir preparándonos para la fiesta. Se empezó a llenar la pista completamente, así que en un momento decidimos meternos en el camarín. Vega estaba con una chica que conocía por twitter, de Rosario. Parece que había tenido que venir sin cenar, porque se estaba preparando, y como no la pudimos esperar en nuestra cena (estuvimos cenando una hora antes de ir a probar sonido), se vino directo al boliche sin cenar, y estaba algo molesta con eso,porque lo repetía segundo a segundo. Yo en los camarines tiendo a tratar de dormir, descansar, hablar bajito, beber algo, pero más que nada relajado.
La amiga de Cris Vega (cuyo nombre no recuerdo, sí recuerdo que estuvo en el show de la Macarena, de un mes antes), me hablaba de que me empezó a seguir en twitter, pero que como yo no la seguí, me dejó de seguir (!). Y que si se enteraba, retwitteaba y seguro tenía a 20 personas más que me vendrían a ver a la fiesta. A esa altura, salí en un momento, y en la pista habrían unas 1500 personas.
El sonidista me confió el micrófono inalámbrico. Lo que sería el escenario era una especie de terraza, como un ángulo raro para un show. Era entendible que fueran tres temas nomás, porque escénicamente no daba para mucho. Era una terraza, te ven desde lejos. Te metés un poco en la terraza y desaparecés para el público, literalmente. Vega había hecho todas las pruebas de cámara, e iba a filmar de varios ángulos. Todo listo. Faltaban unos 20 minutos para arrancar. Las pistas me las ponían desde la cabina.
La amiga de Vega estaba muy alcoholizada, pero muy, a un punto donde hablaba balbuceando, en fin, cosas que no tiene mucho sentido especificar, salvo el hecho de que me venía a hablar a 5 minutos de salir, preguntándome donde estaba Cris, y yo bien no sabía, Cris estaba trepado a las estructuras, esperando para filmar. Casi que me seguía hablando, cuando prenden los fuegos artificiales del show. Hago las 3 canciones, sos tan fácil, fiesta negra, y tengo onda. Yo iba corriendo de un lado para el otro de la baranda, había un chico de drag queen muy divertido, bailando en la terraza, con el que hicimos variados pasos performáticos. Todo muy lindo, la gente estaba re prendida por suerte. Siendo tanto el público, y que seguro muchos no me conocían, a veces uno tiene sus dudas de si se prenderán en algo tan extraño. Pero se prendieron, por suerte.
Concluído el show, con toda la energía que podía tener desde una terraza a 40 metros de la persona más próxima, me vestí un poco de civil y fui a vender discos. Me compraron pocos para ser que era una fiesta enorme. Mucha gente que no puede pagar 20 pesos un disco pero sí a 20 una botella de cerveza. A veces pienso que me convendría hacerme barman. Esto nos da la pauta en lo que está la gente hoy día, hay mucha plata para alcohol y drogas, y poca plata para discos ó libros.
La amiga de Cris (LAC)estaba ebria a más no poder, era algo graciosa, a mí, por lo menos, me divertí bastante durante ciertos momentos. En algún momento no la ví más. Después, cuando ya se vació toda la fiesta, y me quedé charlando un poco con la gente del lugar, me asomé y la ví pegada a la reja afuera, esperando a Cris, que no sabía donde se había metido. Al rato, una vez q apareció Cris, con Luciana emprendimos la partida a su camioneta. Y ahí apareció LAC, muy preocupada, muy indignada con Cris. Yo me metí en la camioneta. Luciana me preguntaba quien era esa chica. Fui a decirle a Cris que nos estaban esperando en la camioneta. Y escuché en ese momento que LAC decía que por mi culpa ella no pudo cenar (!) y que por mi culpa bebió gratis y se emborrachó. Too much for me. Le dije a Cris que si quería se podía quedar en Rosario con LAC, yo me subía a la camioneta. "Ya voy juan" e inmediatamente se vino conmigo. Le dije que si se quería quedar, estaba todo bien. LAC me saludó con un odio que pocas veces ví. Me impresionó.
Una vez en la terminal, después de un gracioso diálogo con el que me vendía el boleto, lleno de "vaginate esto, vaginate lo otro", nos tomamos un cafecito y charlamos jocosamente de lo sucedido. En el micro había una señora parecida de cara a Melero, que no paraba de vociferar contra el gobierno. "Pero señora, son las 8 de la mañana de un domingo, usted no tiene paz" alguien le dijo.
Y lista la crónica, listo el pollo!

No hay comentarios: