lunes, 28 de febrero de 2011

Tuculandia loca loca loca

Agarré mis bártulos y salí de mi casa a las 19 30 del viernes, tenía el micro a las 21. Llegué a la terminal de Retiro, y las boleterías de Flecha estaban abarrotadas de gente, tenía media hora antes de que salga el micro. Una piba quería adelantarse para averiguar porque el micro de ella tenía que salir 2040 y estaba muy apurada, la dejé pasar pero no quiso, así que saqué mi pasaje, que era un código, mi DNI, y listo, ya tenía el pasaje en mano. SUITE PREMIUM ACCESO VIP, decía, todo un choclo, decía, en el pasaje, así que me fui al acceso vip, que es un salón muy chetito que tienen ahí en la terminal de Retiro. Me sirvieron un champancito, que bebí con gusto, me senté en una compu, postié algo en mi estado de facebook, y ya me llamaron para subirme al micro, así que me terminé rápido el champancito, y con los bártulos, me fui a la plataforma.
Me subí al micro, me dieron otro champancito, me tocó ventanilla, se me sentó al lado una mujer con un bebé muy chiquito como de un mes, que se portó re bien en todo el viaje. Me acomodé, me conecté un poco a la internet en el micro, la cena bien, y me dormí como 10 horas hasta tuculandia.
Llegué, me dejaron en el hotel, ya estaban Los Grosos en otra habitación. Bajé a almorzar, Los Grosos todos ne una misma mesa, pero me los había cruzado en el ascensor, no me daba para sentarme ahí en la mesa con ellos, no sé, no me daba, me senté en otra que se veía grande y espaciosa. Me dieron un menú fijo, con un vinito.
Evidentemente el efecto del clonazepan me duraba, porque volví a la habitación y me eché un siestorro de novela, hasta las 4.30, horario en el que me pasó a buscar Santiago con unos amigos, para ir a tomar unos mates a la vera del cerro. Mucha charla, una abeja que se nos acercaba a la mesa con intenciones oscuras, volví al hotel tipo 19 30 horas. Ducha. Y entonces me preguntan si me pasaban a buscar para probar sonido o si prefería cenar y después ir al lugar. Como soy un responsable de mierda, elegí probar sonido, porque después no iba a poder probar. Y de paso dejé todo armadito para el chow. Tonces nada, me quedé en el camarín, que me traían hamburguesa, pizza, de todo, había vino, había todo.
Lo único jodido es que me avisan que toco a las 23 30, horario quizás un poco temprano para tuculandia, pero bueno, yo estaba listo y preparado para absolutamente todo.
Y después vienen 23. 10 a decirme que ya arranque, y entre pitos y flautas habré arrancado a las 23.20, con el lugar que precisamente, no estallaba en cantidad de audiencia. Pero unos grititos de ánimo eran suficientes, así que arranqué. Es una lástima que la gente se haya acostumbrado a ser impuntual.
Arranqué, todo bien, yo supuse que el show tendría que ser corto, porque los shows de Lia o de Pipo seguramente serían breves, no más de cinco canciones. Iba justamente por la canción 5 que yo había supuesto, cuando me dicen "tenés media hora más". Vaya. Media hora más así sin avisarme ! qué miedo. Bueno. Anuncié esto por el micrófono, para darme tiempo a pensar en qué se podría hacer. Si vamos a improvisar, que se note que es improvisado.
Entonces probé el cover de azucar amargo que había estrenado esa semana en soundcloud. Y a la gente le gustó. Después hice sos tan fácil y fiesta negra, que eran los que más me pedían, pero faltaba para terminar. Después de eso hize el uno dos ultraviolento, lógico, bien power, y después de eso hice Verte Bien , que no lo había hecho de entrada, como para bajar un poco. Como un sube y baja. Levanté con una versión en sinte de Like a Virgin, cantada casi a capella, y para cerrar, Sos Tan Facil nuevamente, donde me quedé solamente vestido con el slip de competición.
Después vinieron Los Grosos, y en medio me fui a cenar. Llegué a Plaza de Almas, el lugar de la cena, y en seguida llegó Pipo y Chiara, y nos sentaron a todos juntos, Pipo se pidió una cerveza, y le trajeron un tubo inmenso con 3 litros de cerveza más o menos, yo me había pedido una gaseosa y me trajeron esas botellas de 500 cc, me cagaron. la comida era riquísima y super abundante, tanto que no llegué a terminar, (aparte no sobraba el tiempo). Pipo me regaló una copia de su disco "Cipolattisimo"
Entonces me dejaron nuevamente en Jazmin de Luna, que es donde se hacía la fiesta, y nada, la fiesta seguía, ya estaba Lía en el camarín, me hicieron un par de notas para un canal de cable de tuculandia, muy copada la mina de la entrevista, llegó Pipo en seguida, trajeron un vodka marca NIKOV, que la etiqueta me parecía un viaje a un mundo ruso, espacial, y comunista.
Tocó Lia, hicieron concurso de remeras mojadas, tocó Pipo, llegó King Africa, estuve charlando un poco con él, luego hizo su show, que era el que cerraba la noche. Yo ya estaba con una copa de NIKOV con mucho hielo, en la mano.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Electrochongooooo....terrible la fiesta bizarra, me copo tu music y me cague de risa, yo soy el flaco ke tenia los anteojos de sol jaja, me sake una foto con vos y te compre un cd ke se lo regale a una amiga y esta copada....exitos en tu carrera man, la mejor de la onda.
Felix.

juampi dijo...

q hacés loco, te ví y sos como el alter ego de un amigo mio de acá que es igual a vos, como muy ochentas eso de los anteojos de sol y el pelo largo en el boliche, un groso man!