sábado, 9 de abril de 2011

Gastón 2

Ayer salia a la noche de casa, y en la puerta de casa había un gato tan parecido a mi Gastón, que me impresionó, por un momento pensé que mi gato me había seguido hasta la salida, y que no me había dado cuenta. Después lo miré bien, y era tan mimoso como mi gato, pero más chiquito. Casi lo meto en casa, pero decidí que si cuando volvía el gato seguía ahí, lo adoptaba. Volví y ya no estaba. Era muy parecido, y se me vino a las piernas, con mucha confianza.

No hay comentarios: