domingo, 31 de julio de 2011

SHOW SINESTÉSICO






De algún modo este año es un poco un año de mierda comparado con el año pasado, pero no termina de ser un mal año, dentro de todo, más allá de que las fechas se hacen de forma más espaciada, lo cual me aburre sobremanera de una forma que no puedo explicar, realmente.

Esta vez me invitaron a tocar a Sinestesia, a la muestra de Gauna & Mambo, 2 artistas excelentes, a los cuales uní al hacerlos diseñar el arte de mi disco, con lo cual me siento como un hijo que une a 2 padres separados que no se conocen, o algo así, no sé si esa analogía será del todo feliz, pero no importa. Porque digamos que soy hijo de ellos, y no padre, porque les pido cosas y cosas que me hagan, y eso es de hijo, o de padre insoportable, no sé.

Como no me anda el timbre de casa, me tienen que mandar un sms, yo tenía todo preparado, y me pasaban a buscar, pero por alguna razón me andan llegando tarde los mensajes a mi celu, y Sebastián me estaba esperando desde las 6 de la tarde, y ya eran las 6.30. Un garrón, porque había que estar a las 7, pero bueno, nada, salí y ya estaba, así que bueno, a viajar.
Una vez llegados a lo de Raquel (SInestesia, o sea), armé todo con una velocidad que me desconocí, sinceramente, y fui poniendo música, la gente iba llegando rapidísimo, y bueno, se fue armando como un ambiente lindo. Había gente que miraba los cuadros entre los parlantes, y eso, así que estaba todo bueno.
Largo el show con un look medio leñador, con mi remera de Nano Key, la cual fui desarmando durante el show, para terminar no en calzones, sino con esas calzas medio con textura de agua que ahora ando usando y que me tienen como referente de lo último en la moda moderna (?) y eso, así que así terminé vestido, tal y casi como arranqué, en musculoca, y demás. La gente se divirtió mucho con los temas viejos, los temas nuevos, y demás, mucha perfo, muy popular el repertorio. En eso pusimos un poco más de música, pero se largó una lluvia tremenda, y la gente empezaba a irse de la Galería, así que yo tambien, agarramos y metimos todo en el auto de Sebas, llevamos las cosas a Guebara (la parte de sonido) y el resto, laptop, y demás, a la cena, en una pizzería por Lima y Av de Mayo, donde nos atendió un doble de Gael Policano Rossi, pero mala onda. Es decir, se vestía igual, se veía igual, pero era mala onda. Tenía hasta un timbre de voz parecido, pero con palabras de horrible onda en su interior. Le pedí plato con cubiertos para comer la pizza y contesta (para la mesa en general) "alguien más va a querer cubiertos?" así pero mal mal. Creo que no quería estar atendiendo ese negocio, lo cual es absolutamente entendible, así que nada, todo bien, no juzgo su persona, solo que pobre, que cambie de rubro, por favor. La cena siguió sin inconvenientes, salvo el partido River-Belgrano, que le puso la cara larga a más de uno que compartía la mesa con nos. Y luego ,todos a casa, que llovía como el infierno y era imposible caminar x la calle.

No hay comentarios: