domingo, 2 de octubre de 2011

25 de agosto en Guebara



Vuelvo a tener delay con las crònicas chongas, pero bueno, nada, espero sepan entender. A veces no se me ocurre què poner, otras veces las fechas se suceden una tan seguida a la otra que apenas tengo recuerdos, es todo tan intenso (y acà ponìa cara de añoranza o algo asì)

Esta vez en Guebara volvìa con una estètica totalmente renovada, y con Alan de bajista nuevo, que si bien pudimos ensayar un dìa antes nomàs (lo tuve unas 6 horas internado), a minutos de salir a tocar me llama de que no se sentìa seguro como para tocar, a lo que casi lo ahorco por vìa telefònica. Se me cortò la luz un rato antes de irme de casa, y bueno, estaba algo embroncado con eso, y si encima a eso le sumamos que mi backing band se cae, mi malhumor podìa superar lìmites insospechados. Esta vez iba a llevar un sistema de sonido de una caja, porque todos sabemos que el sistema de sonido de Guebara es, lisa y llanamente, malo. Y si bien lo trash y todo puede suplir, en definitiva quiero sonar bien asì alguien me compra mi disco.

Entonces, cargando un parlante, los vestuarios, y demàs, me busco un taxi en la calle, y doy con uno muy bueno, que aparte venìa escuchando un mega enganchado de los 80s, que me pareciò vulgar pero brutal para ir hacia guebara. Lo paso abuscar a Alan, que tampoco podìa creer el cd que tenìa este tachero. El viaje durò 20 minutos, y se repitiò 2 veces mìnimo. Me puse a calcular cuantas veces por dìa escucharìa ese diabòlico megamix. En una hora 6 veces, por 12 horas (harà 12 horas de turno?) dios mio. Se le quema la cabeza.
Una vezen Guebara hicimos una prueba de sonido con el aliciente de que Mariano sabe muy bien como maximizar ese sonido que tiene.

Entonces despuès de la prueba, callò Jara, y ya el bar se llenò de gente. Jara puso un rato su mùsica, que nos puso bien arriba, nos levantò el espìritu, y el show fue super arriba, màs allà de que Alan estaba tan inseguro que no se animaba a pararse (estuvo todo el show sentado). Las performances con Paulita salieron de maravilla, y estrenè un sistemita de organizaciòn del vestuario que funcionò tambien de maravilla, creo que fue la primera vez que el show no tuvo falla alguna. Fue un show largo como de una hora que se hizo corto, asì que genial. Volvì contento, y preparado para el dìa siguiente en el reci en PLAZA HUSSEIN

No hay comentarios: