martes, 27 de diciembre de 2011

17/11 guebara







Fue un Guebara muy intenso. Armamos un dìa antes todo con Hernan, y ya sonaba muy bien. A eso de las 22.30 llega Alan, que se va a comer algo (o a beber) con sus amigos. La gente tardò un poco en llegar, era jueves, se acercaba el fin de año, y demàs, yo me fui un rato arriba a comer algo de pollo. Programè un poco de mùsica de los 90s en la compu de guebara, mucho eurodisco, mùsica que Mariano bautizò como "lo peor de los 90". Pero a mì me gustaba.
Mas tarde arrancò el pequeño show del Polaco, que cantarìa un par de canciones de Franco Simone, entre otros cantantes melòdicos, directamente sobre el tema con la voz puesta. Fue bastante vistoso y divertido. Pero como todo lo bueno termina, bueno, se terminò.
Creo que mi condiciòn pre competitiva hacìa que mucha gente no me reconozca, en principio, si era yo, o era mi primo, o un farsante. Creo que esto ùltimo nadie lo pensò, pues nadie revoleò nada al escenario (creo).
La cuestiòn era que yo venia teniendo como unos misteriosos gargajos (que me volvieron esta semana con la ocasiòn de un resfrìo virulento), que por el lapso de unos 5 segundos me quitan la voz. Es asì: escupo el gargajo, a veces hasta se me cierra la garganta, y en seguida vuelve todo, pero estoy 5 segundos con la voz inhabilitada. El ùnico momento en el que me agarrò asì groso, fue en Bandas Chetas, donde Genta me hizo la segunda maravillosamente. Despuès en otros momentos me agarrò, pero no me tocaba cantar justo en esa parte, asì que la zafè màs o menos bien. No la zafò Hernàn despuès, porque justo cayò un gargajo en una caja directa, y la verdad que habìa quedado hecha un asco. No voy a explicarles nada màs.
El show fue bastante arriba, yo performiè mucho, sobre todo a partir del momento en el que el transformador del Microkorg dejò de andar. No sabemos còmo sucediò, y el trafo de ese teclado ahora anda lo màs bien. Hay varias hipòtesis, una es que alguien tirò sus abrigos justo sobre el lugar donde estaba enchufado el transformador, y el cable se doblò y no hacìa contacto. Lo gracioso es que probè todas las formas, estirè el cable, le hice pràcticamente de todo, y tampoco hacìa contacto. Màs o menos al tercer tema dejè el microkorg en el piso, porque pràcticamente no servìa.
Otro momento de color lo dio el bajista Alan, que no sabemos dònde se habìa metido justo en el momento en el que debìa arrancar el show, y como generalmente, cuando estoy por tocar no tengo el celular encima, no lo pude llamar. Entonces me subì al escenario, adelantè un poco Palermo Dance, de una forma instrumental, ahì se sumò Genta, y arrancamos. Hicimos 3 temas sin Alan, hasta que llegò èl, y con pitos y flautas celebramos su llegada al Guebara.
Tocamos, nos divertimos, nos emocionamos, y terminamos el show. Bailamos con algunas fans, me costò hacerlo arrancar a Hernàn, parafraseàndolo, acerca de que "es màs profesional irse inmediatamente del lugar, a quedarse emborrachàndose". Arrancamos, alcanzamos a Abril hasta su hogar. Las fotos de esta crònica son de Sebastiàn Pani. Pronto tambien pondrè fotos de Abril, para que haya crèditos para todos y todas !

No hay comentarios: