lunes, 9 de enero de 2012

La aristocracia de lo simple

Esta tarde lo llamè a Mambo (el que diseña este blog), comprè un vinito, y quedamos en ir a la Costanera en bici. Por muy pocos pesos comimos una rica carne, acompañados de vinito, viendo la luna llena. Me encanta sentirme aristocràtico con tan poca plata.