viernes, 8 de junio de 2012

GUEBARA KRISHNA


El show del Guebara de Marzo fue como un show de transiciòn estètica, pero fue uno de los mejores, y fue como un reencuentro porteño con gente que hacìa tiempo que no veìa. Este show saliò muy bien, seguì asentàndome en el nuevo sonido que va teniendo mi mùsica.
Y hubo una sorpresa inesperada e intespetiva. O varias. Primero era el tema de que iba a tocar Edu Schmidt el violìn en 2 temas, una versiòn de El probador mezclada con trenes, camiones y tractores, y tambien en FIesta Negra. Eso sucederìa màs tarde.
Para ingresar al rubro "sorpresa inesperada" debemos remontarnos a la tarde, cuando atendì el telèfono y hablè con mi ex cantante de Z 80, una banda tecno pop que tuve a fines de los 90s y principios de 2000. Mariano Mart se llama. La historia nos llevò por caminos muy distintos, luego de que se disolviò el grupo, tipo año 2001, Mariano probò suerte como solista, yo no armè ningùn proyecto, en esa època lo ùnico que hice fue ese disquito de 8 bit grabado en una doble cassettera. Luego me enterè que Mariano se habìa convertido al Krishna, y un dìa hablando por tel (a partir de ese momento, y hasta este nuevo llamado telefònico que tuve la tarde de ese Guebara de Marzo) me contò que era monje y que tenìa la cabeza rapada, y que era cèlibe. Bueno, luego hablando con èl (años) por messenger, me contaba de su nueva vida con su nueva religiòn. A mì todo eso de las religiones me chupa bastante un huevo, por lo que me reservo la opiniòn (de que en realidad me parece una pèrdida de tiempo darle tanta bola a algo "religioso", pero bueno, si te hace bien, què se yo), pero lo escuchaba, todo bien.
Hasta esta tarde en la que me llama a contarme que ya estaba en Argentina (porque viajaba por todos lados diseminando su religiòn) y que si querìa nos podìamos cruzar, para intercambiar anècdotas, que pin que pan, que esto que aquello, le digo "venite a la prueba de sonido del Guebara". Claro, todo bien, pero ìbamos a pasar por lo de Viernes entre la prueba y el show, asì que ahì lo tuve que llevar tambien a Mariano Mart. En el camino casi lo interna a Alan con su religiòn. Alan es un tipo de mucha paciencia, si alguien va a ir al cielo directo, es Alan. Luego hablamos de giladas, desviè el tema hacia otro lado. Y lleguè a la casa de Leandro. Llegamos. Ahì me dì cuenta del conflicto que generaba, y es màs profundo de todo, a ver si me entienden. Leandro V es re Moura. Y el Ponchan (o Mariano, como quieran decirle), tambien es re Moura. Iban a competir a ver QUIEN ERA MÀS MOURA! pero sin decìrselo (me encantaba esto). Faltaban un par de cantantes under conocidos, y armàbamos un aquelarre siniestro de distintas facetas de variados Mouras.
Igual en seguida parecieron (y solo parecìan) haber congeniado bien, Mariano entrò, se sentò, solo iba a tomar un vaso de agua (ni comer querìa) y no sè como saliò el tema del armonio, y Leandro le trajo el armonio que tiene èl. En eso, llega una amiga de Leandro, FLora, una chica muy cosmopolita, sofisticada, y sobre todas las cosas, desprejuiciada.
Quizàs fue mucho decir que Mariano era Moura. Es màs bien un Camouflage. O un Cetu Javu. Entonces agarrò el armonio, y como era ese el instrumento que tocaba en el convento ese de los krishnas, se puso a contarme historias de los dioses que tienen, y a tocar el armonio. Como un Camouflage pero Hare Krishna. Y en un momento se re colgò diciendo "hare hare krishna krishna" fui feliz.
Alan estaba algo incòmodo, pero se abstuvo a decir algo. Leandro estaba en la cocina, alejado de la situaciòn. El Ponchan cantaba cada vez màs fuerte, inmerso en una devociòn total por krishna. Devociòn que nadie compartirìa en esa sala. Y lentamente fue perdiendo la comunicaciòn con los demàs, que estàbamos hablando de otra cosa. Pero elevaba el volumen de lo que decìa. Yo a los gritos, hablàndole a Leandro que estaba en la cocina, Alan que algo hablò con Flora, pero en seguida la llamaron al celu a Flora, y cada vez ella tenìa que hablar màs fuerte, hasta que Flora le dijo al Ponchan podès bajar un poco el volumen? creo que no se lo dijo tan amablemente, pero no importa. Entonces ahì se calmò un poco la cosa. Pero èl no dejò de amar a su krishna, ni cuando estuvimos cenando. Como una cena show. Gratis. Y Krishna. Si la comida hubiera sido veggie, estàbamos al borde de convertirnos en espìritus. En energìa pura.
Terminado el show de Krishna, encaramos para el Guebara, a hacer un show excelente totalmente. En medio entra Hernàn Genta, que cayò de sopetòn, se sumò y aportò un montòn. Luego apareciò Pàngaro, al que invitè a subir, y armè una base improvisada de SIn Disfraz, (està en youtube), y luego vino Edu Schmidt con su violìn, con el que estoy produciendo mi disco nuevo. Se divirtiò mucho sobre las bases, como un country acid house.
Luego del show apareciò el resto de la gente, el Ponchan, Leandrito, varias personas. Todos muy contentos por el show.
Ese fue mi Guebarita Krishna

No hay comentarios: