lunes, 22 de octubre de 2012

Fotos de Dorian Gray y crònicas


Las visitas a Còrdoba siempre son muy divertidas, y me conectan con otra gente. Esta vez fue una visita cortìsima, porque me tenìa que regresar al dìa siguiente a Bs As para tocar con Peter Pank. Què va! Lleguè el viernes a la mañana, dormì un cacho, almorzè con los chicos que me llevaron para Dorian, y luego fuimos al boliche. La prueba fue tortuosa, o creo, casi dirìa, inexistente. No solo nos tuvieron 2 horas esperando para montar el escenario, sino que aparte por el horario no se podìa probar sonido, pero sì se podìa hacer lìo a la noche, durante la fiesta. Inexplicable. La cuestiòn es que con bastante malhumor decido ir a cenar con Dany, mi corista osuno cordobès, y su marido. En medio de la cena tambien cae el Horacio Campestrini, tambien con su marido, y habìa un amigo de Dany, soltero èl, y yo (soltero, tambien). Luego de cenar unos riquìsimos lomitos, decidimos ir al lugar. Por suerte ya estaba lleno, y la gente esperaba con ansias el show. Luego de un rato decidiendo donde serìa el camarìn, y ante que veìamos bastante imposible acceder al mismo porque estaba cerrado con traba el "camarìn oficial", no me importò demasiado, porque ya me habìa cambiado durante la cena. El show, bueno, arrancò muy bien, muy arriba, pero al cuarto tema empezaron los problemas. La pista se cortaba. El ableton se colgaba. la màquina no andaba. Todo estaba caòtico. Lo de no poder probar. Algunas cosas que quedaron mal apoyadas. Mil factores hacìan que algunos temas no se puedan terminar, se terminen mal, o no terminen directamente. Varios fueron repetidos. El show no tengo idea de cuanto durò. Terminamos agridulces, es decir, la sensaciòn de que si bien a mucha gente lo que vio le gustò, pero cuando a uno no lo termina de satisfacer con tantos problemas tècnicos. Y siendo que las cosas en casa uno las preparò bien, y al no entregar (desde la otra parte) las especificaciones tècnicas que uno pide, le cagan a uno el show. Eso me pasaba. Me pidieron disculpas y estuvieron bien, obvio, pero la sensaciòn fue esa, despuès de todo. Y acà van las fotos:

No hay comentarios: