lunes, 8 de abril de 2013

VIERNES BIZARRO


El show en el Tio Bizarro del viernes pasado fue una vuelta a mi raìz tecno pop. Fue asì como en un alarde de austeridad a lo PAPA FRANCISCO, me tomè el 160 que humildemente me acercarìa a dicho local situado en la localidad de Burzaco, partido de Lomas de Zamora. Y digo austero como digo simple, sencillo, tales sean las bondades de este nuevo PAPA ARGENTINO. Pero bueno , màs allà de los gestos de austeridad, la realidad es que no tenia otra forma de ir màs que en colectivo, hasta Burzaco. Habiendo aguantado todo el viaje, sin otra compañia mas que de mi mismo y de un libro llamado LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO, DE OSCAR WILDE, en tremendas condiciones de descuido (mi copia del libro asì lo està). Asi que viajè y viajè para luego llegar al Tio , presenciar el show de las 2 bandas previas, que tocaron, a decir verdad, bastante tiempo, y a eso de las 3 y pico arranquè a tocar con un Tio Bizarro bastante atestado de gentes, algunas de ellas, que no necesariamente concurrian por mi show. Entonces asì y todo dì por iniciado el show con Musica para Pegarla, y lògicamente, ante el escenario pelado, se subiò una parejita a bailar, haciendo un numerito. Quedaron bien, lògico, pero se bajaron, creo que los ignorè un poco. Seguì con el show adelante pese a todo, y la gente se iba preparando para bailar, iban entendiendo que no era un show de banda, sino que era yo solito haciendo electropop en el escenario, en algunos temas era màs performàtico, en otros màs electrònico y tocando, monolìtico, y lo entendieron bastante bien. Estaban muchos amigos de la zona sur, como Los Reyes del Falsete, Ale Schuster, y los Ex Levingstons. La verdad todos se copaban bastante, salvo uno que al fondo me hacìa gesto de tijerita (cortà) y me tirò unos VASOS VACÌOS, muy CADILLACS lo suyo. No tuvo mayor trascendencia que la que le estoy dando en este momento. Me reì ante su cara de muchacho-que-necesita-tomar-cerveza-para-divertirse. Lo ignorè y olvidè del todo, habìa tanta gente divirtièndose de forma tan autèntica que no tenìa necesidad, pero la nota de color se dio cuando el pie de teclado cediò y el microkorg fue a parar al piso, sin llevarse puesto MI WHISKY. QUE NOS FALTE TODO MENOS EL WHISKY. Entonces el microkorg cayò al piso dejando justo libre el lugar donde estaba el whisky, no lo tocò ni por asomo. Feliz yo. El show siguiò, igual ya tenìa que concluir cuando esto sucediò. A pedido del pùblico hice NI TU NI NADIE, porque me lo pedìan, porque lo merecìan, y la hice. Fue el ùnico cover que se hizo, ya la etapa de los covers quedò atràs, creo, por un buen tiempo, al menos. Al terminar el show vinieron muchas chicas al camarìn, lo que me sorprendiò gratamente. Hasta me cantaron la marcha peronista (!!!). Y luego al irme, el 160 estaba esperàndome en la puerta. Volvì como un duque, durmiendo, con miedo de pasarme de la parada. Un recital REDONDO.

No hay comentarios: